El riesgo no se va de vacaciones Los peligros por aglomeraciones, accidentes de tránsito, incendios estructurales y quemados con pólvora, aumentan con la llegada de la Navidad.

La Gobernación de Casanare a través de Gestión del Riesgo de Desastres, emitió una circular preventiva instando a los municipios a dar cumplimiento a los planes de contingencia para la realización de eventos masivos. Del mismo modo, entrega  directrices en aras de mitigar  el uso inadecuado de la pólvora, en el periodo del  01 de diciembre de 2019 al 11 de enero de 2020.

Fiestas patronales, eventos deportivos, integraciones, festividades y demás eventos masivos deben dar estricto cumplimiento a los planes de contingencia, obedeciendo  el Código de Policía, con el propósito de proteger la vida e integridad de la comunidad casanareña.

Asimismo las campañas que se implementan, buscan mantener la cifra presentada el año anterior, de cero niños quemados. Recordemos que durante las festividades del 2018, tan solo un adulto resultó con lesiones por pólvora en Casanare.

En este sentido, los municipios deben regular, vigilar, controlar la fabricación, almacenamiento, transporte, comercialización, manipulación y uso de la pólvora.

Por otro lado, la Coordinación Departamental Para la Gestión del Riesgo de Desastres dio a conocer el pronóstico climatológico emitido por el IDEAM, para el mes de diciembre.

 «…En general, para todo el país se esperan lluvias entre los valores normales y ligeramente por encima de esta condición.  Se esperan lluvias por encima de lo normal (hasta un 20% de exceso con respecto valor normal) se registrarían principalmente entre el centro y sur de la región Caribe, centro-oriente de la región Andina y amplias extensiones de la Orinoquía y Amazonía, descartando los departamentos de Vaupés y Amazonas».

En el departamento de Casanare se recomienda mantener activos los planes de contingencia y estrategias municipales para le gestión del riesgo de desastres, hasta finales del mes de diciembre, frente a los eventos naturales originados por la lluvia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *