Indígenas de Kanalitojo recibieron simbólicamente territorio ancestral

Desde tempranas horas, las 224 personas integrantes de la etnia integrada por los pueblos nómadas Amorúa, Sikuani y Sáliba, estuvieron pendientes de la llegada de sus invitados. La guardia indígena del Resguardo y el gobernador Marcos García fueron los encargados de recibirlos.

Desde Bogotá llegaron el viceministro de Desarrollo Rural, Javier Pérez Burgos; y el director de la Unidad de Restitución de Tierras, Andrés Castro, acompañados de colaboradores de la entidad; periodistas; la Fuerza Pública; autoridades de Vichada y Puerto Carreño; y representantes de diferentes entidades del Estado.

Su sitio de reunión fue la Escuela Bilingüe de Puerto Colombia. Allí, el Viceministro y el Director Castro les entregaron, a los integrantes de la comunidad, la sentencia que certifica su posesión sobre las 1.298 hectáreas de tierras que hacen parte de su territorio. La devolución fue establecida por el Tribunal Superior de Bogotá, a través de la primera sentencia étnica de restitución de la Orinoquía colombiana.

En el fallo fueron ordenados, entre otros beneficios, la revocatoria directa de las adjudicaciones de los predios Corozal, Villa Diamante, El Rosal, Curazao y Fortaleza; la entrega material del terreno; actualizar la georreferenciación sobre la totalidad del área restituida, que será destinada para la constitución del resguardo Kanalitojo; y el acompañamiento de la Fuerza Pública, que además deberá garantizar la seguridad de la región.

Para homenajear a los visitantes, la comunidad realizó un ritual de armonización, a cargo del médico tradicional; el baile del Kachipichipi, una danza tradicional del pueblo Sikuani; y una muestra artesanal.

Fuente: Unidad Para la Restitución de Tierras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *