Octava División del Ejército celebra su aniversario

Diez años presentes en la Orinoquía colombiana; respetando, defendiendo los principios y valores democráticos, garantes de la seguridad de la población civil

Con una solemne ceremonia religiosa y una ofrenda floral, se celebró el décimo aniversario de la Octava División en las instalaciones del Cantón Militar Manare, evento presidido por el señor comandante de la Octava División, brigadier general Luis Emilio Cardozo Santamaría, comandantes de Unidades y autoridades civiles municipales.

La reseña histórica de la Octava División data del tres de septiembre de 2009 según disposición por el cual se activa una Unidad Operativa Mayor del Ejército Nacional, se aprueba su tabla de organización, equipo y se dictan otras disposiciones; ubicando el comando y Cuartel General en Yopal, Casanare, siendo su primer comandante el señor brigadier general Javier Fernández Leal, el 27 de noviembre de 2009, desde ese entonces la han dirigido siete comandantes del Ejército Nacional, hasta el día de hoy con el señor brigadier general Luis Emilio Cardozo Santamaría quien asumió esta gran responsabilidad el 13 de abril de 2019.

La Unidad tiene como misión conducir Operaciones Terrestres Unificadas de manera conjunta, coordinada interinstitucional y multilateral para brindar seguridad y tranquilidad en los departamentos de Casanare, Arauca, Vichada, Guainía, el municipio de Cubará, Pisba y Paya en Boyacá y Samoré y Toledo en Norte de Santander. Con sus unidades territoriales y el acompañamiento de todas las instituciones públicas y privadas, con quienes se han unido voluntades para hacer más factibles las metas de seguridad y prosperidad que avalan un porvenir apacible en la Orinoquía colombiana.

Como comandante de la Octava División, constituye un gran motivo de honor liderar hoy a los cerca de 15 mil hombres y mujeres que hacen parte de esta División, una Unidad que nació con el control territorial de 243.539 kilómetros y con soldados que han llegado a los sitios más apartados, neutralizando los factores de inestabilidad existentes en la jurisdicción, salvaguardando la soberanía y defensa, contribuyendo a la protección, seguridad del Estado, sus recursos y velando siempre por la legalidad, el emprendimiento y la equidad con el ánimo de ayudar a todo el pueblo del oriente colombiano; aseguró el brigadier general Cardozo.

Es así, que los soldados de la Octava División del Ejército Nacional, seguirán trabajando por la seguridad y bienestar de la población civil, protegiendo los principios y valores democráticos, permaneciendo siempre en el corazón de los colombianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *