Colombia

Autoridades recomiendan implementar medidas pedagógicas de vigilancia y control para el cumplimiento de las normas de tránsito y la seguridad vial.

2 Mins read

Ante la alta afluencia de vehículos que ingresan y salen de los municipios del departamento durante Semana Santa, el Instituto de Tránsito de Boyacá (ITBOY) sigue los lineamientos de la Circular Conjunta 016 del 15 de marzo de 2024, dispuesta por la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Superintendencia de Transporte.

Así lo dio a conocer Carolina Puentes, gerente general del ITBOY, quien aseguró que el objetivo es prevenir las conductas que presentan un potencial riesgo para la seguridad vial del departamento.

Por tal razón, el Instituto de Tránsito de Boyacá tomará las medidas pedagógicas necesarias e intensificará los operativos de sensibilización. Así mismo, hará presencia en los corredores viales de los diferentes puntos de atención del ITBOY.

El texto administrativo es el siguiente:

“Con la finalidad de proteger la vida e integridad física de los actores viales y con ello, propender por alcanzar el propósito del Plan Nacional de Seguridad Vial 2022-2031, de reducir por lo menos en un 50% las muertes y lesiones causadas por siniestros viales, se imparten los siguientes lineamientos”:

– Incrementar los operativos de control durante la Semana Santa en puntos críticos y sobre los principales factores de riesgo, especialmente uso del casco, consumo de alcohol, uso de luces y chalecos reflectivos en motocicletas, revisión técnico – mecánica y velocidad.

– Utilizar los equipos tecnológicos con que cuente cada organismo de tránsito, como alcohosensores, cinemómetros, entre otros, para apoyar la gestión de medidas de control.

– Controles focalizados en conductas de riesgo (alcohol, velocidad, RTM y SOAT, uso del casco, cinturón de seguridad, uso de luces y prendas reflectivas).

– Control a los vehículos que son despachados desde los terminales de transporte pasajeros por carretera, en lo que respecta además de los requisitos para su despacho a la seguridad activa de los vehículos. (sistemas de luces, sistemas de frenos y estado de las llantas).

– Control de la prestación del servicio informal de transporte de pasajeros.

– Control del servicio público especial de pasajeros, en sus distintas modalidades.

– Control de velocidad.

– Control de embriaguez.

– Control de revisión tecnomecánica, no solo en lo que respecta a tener el certificado vigente, sino a la revisión de la seguridad activa de los vehículos (sistemas de luces, sistemas de frenos y estado de las llantas, entre otros).

– Control a los conductores de los vehículos tipo motocicleta y el adecuado uso de los elementos de protección personal.

– Control del uso del cinturón de seguridad de conductores y pasajeros.

Finalmente, la gerente recordó que es fundamental acatar estas recomendaciones que hace la Agencia Nacional de Seguridad Vial como máxima autoridad en la aplicación de la Política Pública de Seguridad Vial del Gobierno nacional, la cual busca prevenir y reducir la siniestralidad vial, a través de acciones administrativas, educativas y operativas, articuladas con las distintas autoridades de tránsito y transporte, entidades del sector corresponsables de la seguridad vial en el país, a partir de la focalización estratégica de acciones con un enfoque de sistema seguro, vinculando a la población e integrándola dentro de una cultura vial. (Fin/ Ana María Londoño B- Prensa ITBOY).

Loading