Colombia

LUZ ADRIANA CAMARGO SE POSESIONÓ COMO NUEVA FISCAL GENERAL DE LA NACIÓN

4 Mins read

• La jefe de ente investigador indicó que su gestión frente a la entidad buscará una transición hacia una sociedad basada en el respeto, y la armonía, en la que el delito y la criminalidad no sean una alternativa.

• “Vamos a adelantar un proceso de transformación integral de la entidad apoyado en las nuevas tecnologías digitales, para adecuar las estrategias, los métodos, las técnicas y la toma de decisiones a los desafíos actuales”, recalcó la doctora Camargo
en su posesión.

Luz Adriana Camargo Garzón tomó posesión ante el presidente de la República, Gustavo Petro, como la nueva Fiscal General de la Nación, para el período 2024 – 2028.

“Pueden estar seguros de que seré una fiscal independiente e imparcial.

Mi principal compromiso es con la separación respetuosa de poderes, la colaboración armónica entre ellos, y la aplicación de la ley en condiciones de igualdad”, destacó la Fiscal General de la Nación, Luz Adriana Camargo.

La jefe del ente investigador recalcó su compromiso claro con la justicia étnica, racial y de género, así como con los principios de diversidad, equidad e inclusión, en el trabajo integral de la institución.

“Asumo mi elección como el culmen de mi carrera al servicio de la rama judicial, pero ante todo como una gran responsabilidad y oportunidad para transformar de manera positiva la vida de millones de compatriotas que se ve afectada por el flagelo de la violencia, la criminalidad y la impunidad”, aseguró la Fiscal Adriana Camargo.

Los cinco pilares de la nueva administración En el marco de su posesión, la Fiscal General aseguró que su trabajo al frente del ente investigador estará basado en cinco pilares:
• Priorización de investigaciones:
Aseguró que se adelantará con base en un enfoque territorial.
“La clave está en la priorización, puede entenderse el país de una manera homogénea.

La criminalidad y la violencia se manifiestan de manera diversa en función del territorio.

Por eso debemos contar con modelos diferenciados de lucha contra la criminalidad según las regiones, las zonas rurales y las grandes ciudades, en los que se aborden los fenómenos criminales (…). La priorización se hará de la mano del personal de las 35 direcciones seccionales del país, para que cada una defina sus metas en función de los fenómenos criminales que más impactan a sus habitantes” manifestó la jefe del ente acusador.

• Fortalecimiento del análisis criminal:
Señaló que este será un elemento básico de la investigación para generar contextos y diagnósticos útiles basados en la información que genera la propia Fiscalía.

“El análisis financiero tendrá un lugar preponderante en esta tarea para seguir las rutas del dinero ilícito. Para apoyar la construcción de contextos y la investigación de casos, nos apoyaremos en la analítica de datos y en la inteligencia artificial, para encontrar relaciones entre bloques de denuncias en que coincidan hechos, modalidades de comisión de conductas, lugares, horarios, personas, bienes y un sistema de alertas tempranas que permitan anticipar fenómenos específicos de criminalidad”, indicó.

• Fortalecimiento de rutas de atención a las víctimas:
Sobre este aspecto destacó que se fortalecerán las estructuras actuales con mecanismos sencillos de restablecimiento del derecho, que le brinden al ciudadano una pronta solución a los delitos que les afectan.

Aplicación de las figuras premiales:
Manifestó que se debe recuperar el uso de la justicia premial como vocación del sistema penal acusatorio. “No podemos seguir estigmatizando el logro de preacuerdos y la aplicación de principios de oportunidad como ausencia de justicia, sino considerarlos como la materialización de un modelo distinto que le apunta a la efectividad en el desmantelamiento de la criminalidad organizada, pero también de la criminalidad individual y de la celeridad judicial”, aseguró la Fiscal General.

Señaló, además, que como parte de este proceso se replantearán las estrategias de negociación, tras una sólida investigación que favorezca la posición de la Fiscalía, en punto a lograr los acuerdos de colaboración para el desmantelamiento de las organizaciones criminales y el sometimiento de los imputados.

• Diseño de indicadores de gestión:
En esta materia afirmó que se avanzará hacia unos indicadores que reflejen la efectividad de
la entidad.

“Nuestro propósito es ampliar el indicador de las acciones que constituyen (…) la actividad de los fiscales, preacuerdos, negociaciones, principio de oportunidad, mediación, conciliación, acusaciones y participación de los fiscales en juicio. En todo caso, el ejercicio de medirnos tiene que validarse verificando en los territorios si tiene el efecto que nosotros creemos está teniendo en el desmantelamiento de organizaciones criminales y en las labores de persecución penal. Esa validación en territorios es indispensable para que sepamos si vamos por el camino correcto”, puntualizó la Fiscal General de la Nación.

Para cerrar su discurso, la Fiscal General recalcó: “ninguna de las anteriores líneas de acción serán posibles sin que se impulse en la entidad un modelo de gerencia respetuoso de las calidades y aptitudes de sus funcionarios, que reconozca sus méritos y apoye los procesos de formación y de capacitación indispensables.

La mía será una Fiscalía que tendrá en cuenta las necesidades y las expectativas de un equipo humano íntegro, comprometido y profesional, pero será también implacable con los funcionarios que se involucren en actos de corrupción o desvíos de poder. La nuestra será una misión humana, una misión por la dignidad y el bienestar de nuestra gente”.

Loading